Menú

Fractal Thoughts

Opiniones personales de un flâneur estocástico

La huida de la responsabilidad

Se podría decir que el ciudadano moderno desearía entregarle todas sus responsabilidades al Estado.

No quiere proteger su casa, sino ser protegido por la policía.

No quiere educarse para educar a sus hijos, sino entregarlos para que los adoctrinen y transformen en funcionales robots, sumisos y políticamente correctos.

No quiere decidir qué comer, qué beber, o si va a fumar o dejar el cigarrillo: quiere que la burocracia médica le imponga la receta lista.

No quiere crecer, tener conciencia, ser libre y responsable: quiere un padre estatal que lo cargue en el regazo y contra el que aún pueda hacer berrinches, golpeándose el pecho en defensa de sus ‘derechos’.

El Estado sonríe, porque sabe que, cuantos más “derechos” concede a ese cretino, más leyes son promulgadas, más empleados son contratados para aplicarlas, más puestos burocráticos son creados, más impuestos se cobran para sostenerlos y, en fin, más pequeño es el margen de libertad que queda y más dependen de Papá Estado esos millones de idiotas cargados de “derechos”.

—Olavo de Carvalho

Deja un comentario