Impuestos, 1

Criticar el pago de impuestos, más allá del chascarrillo de bar en el que nos quejamos de “lo mucho que me quita Montoro/Montera”, está mal visto y es políticamente incorrecto.

Subyace el dogma incuestionable de que estamos contribuyendo entre todos a una mejor y más justa sociedad. Este dogma cristaliza en ideas como la de que sin los impuestos no tendríamos carreteras, ni sanidad, ni ayudas a los más necesitados, ni podríamos pasear tranquilamente por el centro de la ciudad sin que nos secuestraran o directamente nos pegaran un tiro. La creencia es que con los impuestos ayudamos a construir, “entre todos”, unos servicios mínimos que satisfacen unas necesidades (sanidad, educación, etc.) que hemos transformado en “derechos universales de todas las personas” y que no hay otra manera de conseguir una “sociedad civilizada que cuida de los suyos, especialmente de los más desfavorecidos”. Sigue leyendo Impuestos, 1

Emprender

In the long run, the State, the Community, the established form of life remained, remained intact and impregnable. The individual, trying to break forth from it, died of fear, or of exhaustion, or of exposure to attack from all sides, like men who have left the walled city to live outside in the precarious open.

This is the tragedy of Hardy, always the same: the tragedy of those who, more or less pioneers, have died in the wilderness, whither they have escaped for free action, after having left the walled security, and the comparative imprisonment, of the established convention.

Remain quiet within the convention, and you are good, safe and happy in the long run, though you never have the vivid pang of sympathy on your side; or, on the other hand, be passionate, individual, willful, you will find the security of the convention a walled prison, you will escape and you will die, either of your own lack of strength to bear the isolation and the exposure, or from a direct revenge from the community, or from both.

D.H. Lawrence.

Partidocracia no es democracia

¿Hay democracia en España?

A primera vista parece que sí; cada 4 años somos convocados a las urnas para elegir “libremente” quién nos va a representar.

Nada más lejos de la realidad. Lo que tenemos en España tras la dictadura franquista es algo que se quiere hacer pasar por democracia, pero que no lo es. Sufrimos lo que técnicamente se llama una oligarquía de partidos o partidocracia. Y lo grave es que la inmensa mayoría de ciudadanos españoles con derecho a voto viven en el espejismo de creer que viven en una auténtica democracia. Sigue leyendo Partidocracia no es democracia

Sobre el Gran Punto Rojo


Una charla TED no aparece de repente en Internet, ni se improvisa momentos antes de situarse sobre el “gran punto rojo”. En realidad, y aunque el orador no sea consciente de ello, se gesta años antes de que exista, y su proceso de alumbramiento suele ser tan exigente como gratificante. Ésta es la historia de cómo viví la preparación de la charla que di en TEDxAlcoi “Las inversiones botijo: cómo hackear la industria de la inversión“. Sigue leyendo Sobre el Gran Punto Rojo